Hoy me lo han dicho. Hoy me han dado otro motivo para ser yo. Os cuento:

Me han hecho escribir el nombre de tres personas a las que admire a nivel internacional, profesional y familiar. Todos ellos tenían que ser justificados con el por qué de mi admiración, es decir, que cualidades de ellos me habían hecho verles como ‘ídolos’.

No diré los nombres ni lo que he resaltado de cada uno de ellos pero, la cuestión es que lo he escrito con toda la honestidad del mundo y con un verdadero: “por qué les admiro”. ¿La conclusión?

He aquí la conclusión, moraleja, como quieras nombrarlo, del ejercicio: todas las cualidades que has visto en alguien que admiras viven en ti, estarán más o menos potenciadas pero, las percibes porque existen en tu interior.

Prometo y pongo la mano en el fuego que estas palabras me han dado un vuelco al corazón, ha sido increíble descubrirme un poco más y aclararme para poder mejorar. Por lo que os invito a autopreguntaros estas cuestiones. Y luego ved y releed esas cualidades, porque si os han gustado, os va a encantar aun más saber que son parte de vosotros.

Por lo que lucha, lucha, lucha y vuelve a luchar para potenciarlas al máximo.

2014-03-06 19.21.28
Fuente: Creación propia

La fe

En medio del abismo de la duda
Lleno de oscuridad, de sombra vana
Hay una estrella que reflejos mana
Sublime, sí, mas silenciosa, muda.

Ella, con su fulgor divino, escuda,
Alienta y guía a la conciencia humana,
Cuando el genio del mal con furia insana
Golpéala feroz, con mano ruda.

¿Esa estrella brotó del germen puro
De la humana creación? ¿Bajó del cielo
A iluminar el porvenir oscuro?

¿A servir al que llora de consuelo?
No sé, mas eso que a nuestra alma inflama
Ya sabéis, ya sabéis, la fe se llama.

Rubén Darío

Sé que esta poesía no se adapta del todo al tema pero, si que busca un fin: el fin de tener fe.

2014-08-05 20.41.30
Fuente: Creación propia

Dejo Luces (3) para otro día, agradezco poder tomarme los imprevistos como retos.

Anuncios