Comienza el bloqueo. Días vacíos –a causa de nuestra ignorancia– nos invaden y queremos llenar nuestro interior con algo terrenal, llamémoslo comidas que nos trasladan a la gula, alcohol que nos hace hasta olvidar «lo malo que es el mundo con nosotros», tabaco que nos extrae del estrés, drogas que nos atontan para ver la vida desde una perspectiva inventada o consumismo que nos maquilla la falta de amor que necesitamos.

A veces, viviendo estas épocas del año como realmente hay que sertirlas nos cambiar a mejor. Saber lo que realmente importa llega a confundir y hasta da miedo. Da el paso y no huyas.


Lock begins. The empty days starts – for our ignorances. They invade us and we need to fill our interior with something material, let’s call meals that take us to gluttony, alcohol that causes us to forget “how bad the world is with us”, snuff that pulls us of stress, drugs that stun us to see life from an another invented perspective or consumerism make up the lack of love that we need.

Sometimes, living these times of year as it touches makes us change and enjoy. Knowing what really matters get too confused us and even scary. Take the step and not run away.

Dame la mano

Dame la mano y danzaremos; dame la mano y me amarás. Como una sola flor seremos, como una flor, y nada más… El mismo verso cantaremos, al mismo paso bailarás. Como una espiga ondularemos, como una espiga, y nada más. Te llamas Rosa y yo Esperanza; pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina y nada más…
Gabriela Mistral
2014-12-24 19.40.08
Fuente: Creación propia
Anuncios