Las caídas a lo largo de la vida van a ser infinitas, ya sean por tus errores o por los de quienes te rodean.

Llegarán días en los que ni siquiera agradecerás que el Sol se asome por tu ventana.

Pero, a pesar de todo lo descrito, la serenidad entrará sin permiso en lo más profundo de ti partiendo tu vida en un antes y un después.

Y, es que en ese mismo instante, te darás cuenta de que el pasado está dando unos frutos que invadirán tus ganas con tal fuerza que lo vivido será definido y tendrá un sentido.

img_20161019_221155

Anuncios