La idea nace tras una conversación con la jefa de uno de mis trabajos. Ella, con rostro amable, me preguntó varias cosas sobre mí, entre ellas que he estudiado. Le respondí que periodismo, y con un: “¡podrías escribir toda esta experiencia en un blog!” me quedé congelada. La razón es sencilla.

Llevo más de un mes en un país muy diferente al mío. España ha sido mi hogar durante 21 años y salir de ella está siendo toda una aventura. Viajar te abre la mente, y siempre que he caminado por las calles de otras ciudades del mundo he aprendido tantas lecciones… Pero esta vez no es un voluntariado de quince días en Nazaré, ni un viaje con mis amigas de la universidad a Bruselas, ni cinco días en Viena para ver a mi hermano o una semana para poder observar las maravillas de Dios en Taizé. Ahora es Cambridge, he venido a agrupar las experiencias de mis viajes anteriores para tomar decisiones propias, recordar de nuevo que quiero y que no quiero en mi vida, ser autosuficiente y saber valorar de una vez lo que cuesta un peine. Trabajar 52 horas semanales, entre mis dos trabajos, ha sido agotador, no voy a mentir. Los 25 minutos de bicicleta, tanto para ir como para volver del trabajo, me hacen en repetidas ocasiones cuestionarme como se me ha ido de las manos esas ganas de chocarme contra el muro de la realidad.

Aun así estoy feliz porque vivo en un continuo sacrificio lleno de gratitud. Mi historia la estoy viviendo en primera persona, he cambiado la acción de “ver” por “observar”, el “que me cuenten” por el “contar” y el “desear” por un “sentir”.

Mis manos agrietadas por fregar platos, cargar pesos y traspasar el viento helado hablan. Las sonrisas con mis compañeros a pesar de mi cansancio dicen. Las lágrimas de emoción cada domingo en la iglesia apacientan. Los momentos de conversación contigo tranquilizan y las videollamadas con la familia alientan.

Con ganas de seguir creciendo, sin dejar de escribir, iré contando como es VIVIR –búsqueda de trabajo y habitación, inversiones, comida, motivaciones y un largo etc.- en el extranjero.

 

Anuncios