La idiotez del problema es la falta de compromiso con el perdón. El perdón consiste en perdonar y ser perdonado. Las personas que envuelven este perdón tienen que poseer la capacidad de cumplir su parte correspondiente. Obviamente, si una de las partes es infiel, el perdón cae en vano.

¿Quién puede perdonar? Quién ama

¿Quién puede ser perdonado? Quien quiere dejarse amar

 

Anuncios